Para mejorar la rentabilidad financiera de una inversión es preciso saber qué es, cómo calcularla y cuáles son sus claves. Conviene, asimismo, saberla diferenciar de la rentabilidad económica. Calcular correctamente la rentabilidad financiera nos permitirá saber el beneficio de la inversión. De igual modo, toda pyme necesita saber cómo mejorar la rentabilidad financiera. Conocer bien donde están los puntos débiles y cuáles son sus fortalezas para lograr el objetivo de ser rentables, es clave.

El primer paso para mejorar cualquier aspecto es conocer bien aquello que se quiere mejorar. Así que en este artículo vamos a conocer las claves de la rentabilidad financiera. Qué es, cómo se calcula, y qué indicadores sobre rentabilidad financiera se deben incluir entre los indicadores clave de rendimiento (KPI).

Qué es la rentabilidad financiera

Para entender bien qué es la rentabilidad financiera empezaré por decirte qué es la rentabilidad. La rentabilidad es la capacidad de generar un beneficio con los recursos empleados. Se expresa en términos relativos o porcentuales respecto a alguna magnitud.

En el ámbito empresarial interesa el cálculo de la rentabilidad respecto a dos magnitudes, dando lugar a:

  • Rentabilidad económica

    Relaciona el beneficio bruto obtenido con el total de recursos empleados en obtener dicho beneficio.

  • Rentabilidad financiera

    Relaciona el beneficio neto obtenido con los recursos propios invertidos en obtener dicho beneficio.

 

La rentabilidad financiera también se conoce como ROE (Return on Equity) o rentabilidad del capital propio. Esta rentabilidad es la de los propietarios o socios de la empresa. Indica la ganancia relativa que obtienen los socios como proveedores del capital financiero aportado.

Por ejemplo, una rentabilidad financiera de 25% significa que de cada 100 € aportados se ha obtenido 25 € de beneficio.

Cómo se calcula la rentabilidad financiera

Se calcula dividiendo el beneficio neto después de impuestos obtenido en un periodo determinado (BNp) entre los fondos propios aportados (o capital invertido) en el periodo anterior (FPp-1).

Rentabilidad Financiera = BNp / FPp-1

A la hora de hacer el cálculo de la rentabilidad financiera se debe tener en cuenta algunas consideraciones.

  • Datos utilizados. Siempre que sea posible, los datos utilizados para el cálculo deben tener una relación causa-efecto. Es decir, los beneficios obtenidos están relacionados con los fondos propios utilizados.
  • Periodo de tiempo. Definir bien qué periodo de tiempo se ha utilizado para el cálculo de la rentabilidad. Habitualmente se utiliza el ejercicio contable. Los periodos de tiempo corto suelen dar lugar a errores en la medición.

Ejemplo de cálculo de rentabilidad financiera

El director financiero de la empresa Galvanizados SA decide realizar una inversión de 50.000 € en un proyecto que le reportará 5.000 € en 1 año. Como la empresa no dispone de fondos propios suficientes, decide solicitar financiación ajena (ya sea tanto a una entidad financiera tradicional, como a una plataforma de financiación alternativa). El importe solicitado es de 20.000 €, que se lo prestan al 5%.

El beneficio bruto de la inversión es: 5.000 / 50.000 € x 100 = 10%

La empresa ha obtenido un rentabilidad económica de la inversión del 10%. O lo que es lo mismo, se ha obtenido un 10% de los recursos totales invertidos.

Sin embargo, hay que contemplar el coste asumido por financiar una parte de la inversión a través de financiación ajena:

20.000 € x 5% = 1.000 €

Estos 1.000 € son el coste financiero de la operación.

Para calcular el beneficio neto de la inversión, hemos de descontar al beneficio de la operación, el coste financiero. Por tanto:

5.000€ – 1.000€ = 4.000€

Llegados este punto ya podemos calcular la rentabilidad financiera de la inversión, que resultará de dividir el beneficio neto entre los recursos propios aportados para la inversión:

Rentabilidad financiera = Beneficio Neto / Recursos Propios = 4.000 / 30.000 x 100 = 13.3%

De esta forma, si comparamos ambos datos, veremos lo siguiente:

La rentabilidad económica de la inversión ha sido del 10%

La rentabilidad financiera de la inversión ha sido del 13.3%

La rentabilidad económica se mide respecto a la inversión total, mientras que la rentabilidad financiera se mide con respecto a los fondos propios. En el caso de que la inversión se realice completamente con fondos propios, rentabilidad económica y financiera coincidiran. Al realizarse parcialmente con endeudamiento, el efecto en la rentabilidad de los fondos propios aumenta, y es lo que se conoce como Apalancamiento Financiero.

Indicadores de rentabilidad financiera

Indicadores de rentabilidad bruta

Miden la capacidad de la empresa para generar ingresos brutos. Están relacionados con la facturación de la empresa.

  • Rentabilidad bruta: Teniendo en cuenta que la utilidad es el beneficio obtenido con la inversión realizada en la empresa (es decir, la diferencia entre el precio de venta menos el total de costes fijos y variables de producción, comercialización y mantenimiento de la empresa), la rentabilidad bruta es la utilidad bruta en ventas dividido entre los ingresos totales de las ventas.

Rentabilidad bruta= beneficio bruto / ventas netas

Indicadores de rentabilidad neta

Miden la capacidad de la empresa para generar beneficios netos tras descontar de la facturación total obtenida por la empresa los impuestos, cargas y gastos. Este indicador ayuda en la toma de decisiones y a diferencia del anterior indicador que estaba relacionado con la facturación de la empresa, la rentabilidad neta está relacionada con los beneficios netos.

  • Rentabilidad neta: La rentabilidad neta es el beneficio después de impuestos, dividido entre el total de ingresos, procedente de las ventas.

Margen de utilidad neta = beneficio bruto / ventas netas

Indicadores de activo

Miden la rentabilidad que generan los activos de la empresa. Relaciona los beneficios netos obtenidos con los activos totales de la empresa.

  • Rentabilidad del activo total:

Rentabilidad del activo total = beneficio bruto / activos totales

Indicadores patrimoniales

Miden la rentabilidad obtenido con el patrimonio que tiene la empresa. Este indicador ayuda en la toma de decisiones y evalúa las inversiones que se han realizado.

  • Rentabilidad del patrimonio

Rentabilidad del patrimonio = beneficio bruto / patrimonio

Indicadores de operaciones

Miden la rentabilidad obtenida por las actividades propias del objeto social de la empresa. Indican si el negocio es o no rentable dejando a un lado los ingresos y egresos generados por aquellas actividades que no están directamente relacionadas con la misión y visión de la empresa. Sólo tiene en cuenta las operaciones estratégicas.

  • Rentabilidad operacional

Rentabilidad operacional = beneficio operacional / ventas netas

 

Post relacionados:

 

CTA EBOOK FALTA DE LIQUIDEZ