Cada vez más, las organizaciones dependen del uso de las tecnologías de la información para ser más competitivas y conseguir hacerse un sitio en un mercado cada vez más complejo y globalizado. Actualmente, para ser competitivo no basta con tomar la mejor decisión de toda índole (operativas, logísticas y, por supuesto, financieras), sino que hay que acertar en la mayoría de ellas. Hoy, más que nunca, los errores se pagan.

En este contexto surge el Big Data y el Business Intelligence, conceptos que hacen referencia al análisis y al uso de todo tipo de datos para generar las mejores decisiones empresariales, siendo necesario para ello el uso de herramientas informáticas específicas.

 

Descárgate gratis el ebook: Cómo combatir la falta de liquidez

 

Herramientas de gestión de la información

Software de Business Intelligence

El análisis de grandes cantidades de datos (Big Data) en base a una estrategia y unos criterios definidos, lo que se conoce como Business Intelligence, representa un cambio fundamental en la forma de tomar cada decisión de negocio, y así lo entienden muchas empresas, en especial aquellas con un patrón más tecnológico y fundamentadas en Internet.

Uno de los datos más relevantes son los provenientes de las redes sociales, puesto que pueden dar pistas muy fiables sobre: tendencias, temas de modas y nuevas necesidades de los consumidores.  

ERP con funciones de análisis de datos

Los sistemas de planificación de recursos empresariales conocidos como ERP (por sus siglas en inglés, enterprise resource planning) de última generación, a los que se les añade funciones de Business Intelligence se han convertido en un magnífico sistema de apoyo en la toma de cualquier tipo de decisión empresarial.

Con esta avanzada herramienta se pueden realizar consultas y obtener resultados instantáneos, en tiempo real. También puede incorporar funciones de predicción y análisis de tendencias, lo que sirve para definir planes de acción más exhaustivos y eficaces.

De esta forma, es posible que cualquier profesional, de cualquier área de negocio, pueda tomar decisiones bien fundamentadas, basadas en indicadores fiables y adaptadas a las necesidades de su actividad.

Balanced Scorecard (BSC)

El BSC o Cuadro de Mando Integral (CMI) es una extraordinaria herramienta de análisis a disposición de empresas de cualquier tamaño o sector para: interrelacionar objetivos con gran detalle y eficacia y ligarlos a las acciones pertinentes para lograrlos, clarificar metas y definir responsabilidades.

Las últimas versiones informáticas del BSC permiten automatizar completamente el proceso de transformación de la estrategia de una empresa en mapas conceptuales de gran impacto visual, capacidad de síntesis y calidad en la exposición.

La información visual proporcionada por el BSC es básica para acertar en decisiones globales de la empresa, interrelacionando perfectamente los resultados y objetivos de los diferentes departamentos y profesionales.

En resumen, la información es poder y un valor inmenso para las empresas. Dominar la información y ser capaz de analizarla para obtener las conclusiones que posibiliten tomar las mejores decisiones, es la mejor garantía para lograr ventaja competitiva.

 

Post relacionados:



Buenas prácticas empresario