Las redes sociales y otras fuentes de reclutamiento han cambiado totalmente los procesos de selección y la detección de talento por parte de las empresas, siendo hoy en día uno de los canales preferidos por los reclutadores por sus innumerables ventajas, entre las que destacan:

  • Son más flexibles y con un espectacular alcance, ya que permiten contactar con profesionales del todo el mundo, se encuentren o no en búsqueda activa de trabajo.
  • Permiten conocer mejor a los candidatos y también a sus contactos, por lo que las empresas pueden valorar si les interesa integrarlos en su plantilla o hacer negocios con ellos.
  • Se reduce el tiempo empleado en su selección y contratación.
  • Los currículums son de mejor calidad y están constantemente actualizados.

Según un informe de Adecco sobre redes sociales y mercado laboral, los métodos que las empresas consideran más eficaces para reclutar son, además de las redes sociales, los portales de empleo, los contactos personales, la promoción interna y las webs corporativas de las propias empresas. En último lugar se sitúan las empresas de selección.

 

Descárgate gratis el ebook: Cómo combatir la falta de liquidez

 

Cómo manejarse en las nuevas fuentes de reclutamiento

Los procesos de reclutamiento a través de las redes deben responder a una estrategia bien planificada y alineada con los objetivos y necesidades de cada empresa en materia de recursos humanos.

Estas son las claves para sacar el máximo partido a esos auténticas fuentes de reclutamiento en que se han convertido, hoy en día, las redes sociales y hacer un buen reclutamiento en las mismas.

  • Definir y planificar una buena estrategia que esté alineada con la misión y objetivos de cada empresa.
  • Analizar muy bien el perfil del candidato fijándose en tres aspectos: trayectoria profesional, habilidades y actitudes y experiencia.
  • Contar con una buena reputación online corporativa. No solo los trabajadores deben tener una buena reputación en Internet, sino que también las empresas tienen que presentarse de forma atractiva para llamar la atención de los candidatos con mejores competencias y más talento.
  • En lo que respecta a LinkedIn, que con sus más de 300 millones de usuarios es la red profesional más importante, pero también donde hay una mayor competencia tanto para trabajadores como para empresas, es importante tener en cuenta lo siguiente:
    • Es necesario crear un perfil corporativo que sea capaz de atraer a los mejores candidatos y actualizarlo frecuentemente.
    • Participar en grupos de trabajo y debate y generar contenidos de calidad.
    • Utilizar titulares impactantes y que aporten información de valor.
    • Usar las propias estadísticas de LinkedIn para analizar y monitorear resultados.

Se puede considerar que las redes sociales han abierto una camino distinto en el reclutamiento que  permite ahorrar costes, ganar dinamismo y flexibilidad y tener un feedback potente y eficaz entre la empresa reclutadora y sus potenciales trabajadores.

 

Post relacionados:

 

contratacion laboral