El mundo de los negocios vive un entorno tan competitivo que las empresas deben buscar constantemente todo tipo de fórmulas para despuntar en este aspecto. El networking está ganando cada vez más peso como herramienta fundamental para fortalecer la competitividad de los negocios.  Dentro del entorno profesional se define como una “red de contactos” y, en este sentido, la combinación de negocios y networking se centra en las acciones que permitan incrementar los contactos profesionales como asistir a eventos, ferias o actividades; crear reuniones propias y potenciar tu presencia, y la presencia que la compañía y sus empleados puedan tener en el mundo de las redes sociales.

Para que el networking sea efectivo es fundamental que los contactos que vayas consiguiendo sean de calidad y rentables. Profesionales que te aporten información útil, que te pongan en contacto con buenos clientes, y con los que tengas perspectivas de colaborar en proyectos atractivos a corto y medio plazo.  De esta manera, el binomio negocios y networking empezará a ofrecer resultados positivos incrementando el volumen de ventas y haciendo crecer tu negocio.

Lo más importante es darse a conocer y ganar notoriedad dentro del sector de actividad de tu empresa, que te conviertas en una buena referencia para que tus contactos te recomienden a otras personas. Debes explicar a qué se dedica tu empresa, las ventajas que ofrece, en qué tipo de negocio está más especializada y, sobre todo, qué soluciones puedes aportar a tu interlocutor. Cada relación que se establece crea una base para construir nuevos vínculos y así ir incrementando tu agenda de contactos. Ahí radica la estrategia básica de los negocios y el networking, que cada paso conduzca a otro.

Además de los contactos que tú puedas hacer, es muy importante para una empresa contar con colaboradores que ya dispongan de esa red de contactos y que puedan trabajar para ti. Ese tipo de profesionales son un valor al alza en el mundo empresarial.

Descárgate gratis el ebook: Cómo combatir la falta de liquidez

¿Cómo te beneficia combinar negocios y networking?

El potencial éxito al desarrollar una estrategia de networking se basa en dos pilares muy fuertes:

  •         Somos seres sociales, desde la infancia creamos relaciones y nos unimos a grupos para conseguir apoyo y ganar seguridad.
  •         El valor de las recomendaciones en nuestra sociedad es muy significativo. Muchos empleos se cubren así, a través de contactos. Del mismo modo, son un factor clave para iniciar negocios. Conseguir una buena reputación y generar confianza dentro de un grupo es una garantía de éxito.   

A parte de esto, y centrado más en el ámbito empresarial, el networking para tu negocio te proporciona estas ventajas:

  1.       Dar a conocer tu empresa en el entorno que más te interese.
  2.       Tratar de forma directa con tus clientes y afianzar la relación con ellos
  3.       Dar a conocer nuevos productos o servicios.
  4.       Detectar oportunidades de negocio.
  5.       Conocer a potenciales clientes o socios comerciales.

¿Cómo diseñar una estrategia efectiva de negocios y networking?.

La idea de unir negocios y networking debe planificarse para obtener resultados positivos. Al principio la mejor opción es asistir a ferias, eventos, actividades o foros empresariales con la intención de ver cómo funcionan y empezar a conocer gente, para hacer una primera selección de los contactos más interesantes. A partir de ahí, se puede adoptar una posición más activa, organizando tus propios eventos y reuniones e invitando a tus contactos más relevantes. He aquí algunas ideas.

  1.       Asistir a ferias, eventos y reuniones.

En Internet puedes encontrar páginas especializadas en organizar encuentros de networking. Otra opción para buscar información es consultar publicaciones, revistas o blogs relacionados con tu actividad donde tienen secciones específicas sobre estos encuentros. Asimismo, puedes apuntarte a los que se organicen cerca de tu ciudad para contactar con clientes o colaboradores más locales, aunque no se debe descartar la posibilidad de asistir a eventos internacionales donde se presentan ideas más globales e innovadoras.

¿Cómo presentarse y darse a conocer a la audiencia?

Todo vale. Hay técnicas muy directas como el elevator pitch (hacer una presentación de 20 segundos, simulando un encuentro en un ascensor, donde sólo tienes de tiempo lo que tarda en llegar a su destino) o el speed networking (sesiones muy cortas inspiradas en el speed dating para que tu interlocutor se apasione con tu proyecto). Si puedes alquilar un stand propio puedes optar por presentaciones a través de diapositivas, siempre cortas y directas, para no aburrir a tus espectadores. Otras veces puede interesarte apostar por formatos tipo charlas  y, por supuesto, el clásico intercambio de tarjetas y las presentaciones más formales.

  1.       Preparar tus propios eventos:

Los eventos tienen como objetivo informar, motivar y también conectar a los asistentes. Para elegir la actividad hay que tener en cuenta el perfil del público que va a asistir.

¿Qué tipos de eventos se pueden preparar? Estos son algunos ejemplos:

  • Organizar un desayuno de trabajo para debatir sobre algún tema de actualidad empresarial  y conocer las opiniones y estrategias de los asistentes.
  • Reuniones afterwork (después del trabajo) en algún lugar tranquilo,  pensadas para crear un ambiente relajado al salir de la oficina.
  • Combinar networking y deporte. Según los expertos el golf cierra muchos negocios. El aire libre y el ambiente relajado propician conectar de una manera más natural con los participantes. Otra opción buena es organizar partidos de pádel.
  • Se puede aprovechar alguna actividad de moda (cursos de cocina, catas de vino, presentación de algún libro…), algo que les pueda interesar a tus contactos y que te permita organizar un encuentro.

Estas reuniones, en torno a una actividad común, generan un ambiente de relax, entre compañeros, que sirve para ponerse al día con las novedades del sector o dar la bienvenida a nuevas personas.

  1.  Aprovechar las redes sociales.

La forma de comunicarnos y de establecer relaciones ha cambiado mucho con Internet y el desarrollo de las redes sociales. Una de las redes de ámbito más profesional es Linkedin. Empresas, asociaciones y diversos colectivos con un interés común crean grupos para mantenerse en contacto, fomentar debates y compartir información.  En Linkedin se aprovecha muy bien una de las reglas básicas de los negocios y networking. Dicha regla dice que el auténtico motor del crecimiento del negocio viene del segundo nivel de relación y no de los contactos directos.

¿Cómo usar Linkedin?

    Gestiona bien tu presencia, con un perfil actualizado, proyectos en los que has participado, actividad profesional.

–    Amplía tus contactos, elige a los profesionales más interesantes para tu actividad o con proyectos en los que puedas participar.

–   Comparte contenido, para que tu red de contactos aumente y tenga más visualizaciones.

–    Participar e interaccionar en grupos. Los grupos son fundamentales por la posibilidad que dan para difundir contenido fuera de tu perfil e interaccionar con los otros usuarios del grupo. Además, los miembros del grupo a formar parte de tu red de contactos.  Puedes crear tu propio grupo pero necesita tiempo, contenido y atención para que funcione.  

De todos modos, y siempre que sea posible, es necesario el método tradicional offline para cerrar el círculo del networking.

Adelante, impulsa tu negocio. Con poca inversión y algo de tiempo, puedes obtener un gran rendimiento.

 

Posts relacionados:


Buenas prácticas empresario