Para cualquier empresa la falta de liquidez supone que los pagos superan a los ingresos y que por lo tanto, durante cierto tiempo, no vas a poder hacer frente a tus obligaciones de pago. La liquidez representa una medida de la capacidad de la empresa para hacer frente a sus pagos cuando llegan los vencimientos.

Se trata pues de un grave problema que afecta además en el corto plazo, que puede incluso obligar a cerrarla, aun siendo viable. La falta de liquidez, en muchos casos, está directamente relacionada con la estructura financiera de la empresa y sus fuentes de financiación.

Durante la pasada crisis económica, pudimos comprobar en nuestro país varios ejemplos de empresas y organismos públicos que sufrieron, entre otros, el problema de la falta de liquidez.

Abengoa y la Generalitat de Catalunya, dos ejemplos de falta de liquidez

Durante el mes de febrero de 2016, el presidente de Abengoa, José Dominguez Abascal, informaba a los trabajadores vía correo electrónico que debido a la falta de liquidez la empresa no iba a poder pagar las nóminas de ese mes.

A finales de ese mismo mes, era la Generalitat de Catalunya la que solicitaba a Hacienda un adelanto de 700 millones de euros para poder pagar a sus funcionarios la nómina y la extra del mes de junio. Se trata de 224.992 empleados públicos que tienen un coste anual de 7.800 millones de euros. Catalunya solicitó ese importe al gobierno central ya que tenía muchos problemas para conseguir financiación. La calificación crediticia catalana fue degradada por las diferentes agencias a prácticamente bono basura lo que hace que los inversores exijieran rentabilidades inalcanzables para la Generalitat.

En los medios de comunicación vimos como saltaban las noticias acerca de problemas de falta de liquidez en empresas u organismos muy conocidos. Dado el alto impacto social, se resaltó sobre todo en el posible impago de las nóminas de sus trabajadores. Pero no es ese el único problema al que se enfrenta una empresa cuando sufre de falta de liquidez. Como hemos dicho antes se trata de un problema muy serio que puede hacer que la empresa incluso tenga que cerrar.

 

5 Consecuencias de la falta de liquidez en una empresa

  1. Conflictos laborales. Como hemos visto, uno de los problemas derivados que más llaman la atención es el impago de nóminas. Pero ese no es el único problema que afecta a los trabajadores. Puede que antes de dejar de pagar las nóminas, la empresa haya reducido sus retribuciones, disminuido o anulado incentivos, dejado de pagar los gastos… Todo esto provoca una disminución de la implicación de los trabajadores con la empresa y un mal ambiente laboral generalizado que seguro afectará al buen funcionamiento del negocio y a la productividad.
  2. Retraso en los pagos al Estado. Seguridad Social y Hacienda serán también dos de los primeros afectados. En un primer momento se optará por el aplazamiento de estos pagos obligatorios pero si la falta de liquidez continúa, lo único que habremos hecho es comenzar un efecto bola de nieve ya que seguidamente no se podrán pagar y esto nos llevará además a ser sancionados con el pago de recargos. Si la situación persiste, podría llevarnos a la insolvencia del negocio.
  3. Falta de competitividad. Este es quizás uno de los síntomas que pueden ser más difíciles de ver desde fuera al principio. La falta de liquidez implica que la empresa no está pudiendo recibir financiación. Financiación que además de utilizarse para el pago de nóminas e impuestos se utiliza para invertir en el propio negocio. Compra o renovación de equipos, maquinaria, flota., I+D,… Si dejamos de invertir en todo esto, pronto dejaremos de ser competitivos.
  4. Retraso o impago a proveedores o suministros. No tener liquidez puede provocar que la empresa no pueda atender los pagos relativos a los proveedores y a los suministros. Ambos son vitales para el perfecto funcionamiento del negocio, ya que sin proveedores la empresa no dispone de las materias para fabricar su producto u ofrecer su servicio. Lo mismo ocurre con los suministros. Imaginemos una empresa que fabrica tubos hidráulicos, sin luz no puede poner en funcionamiento la fábrica para llevar a cabo el proceso productivo. Igualmente ocurriría con una empresa que desarrolla un software, sin energía eléctrica no podría utilizar sus ordenadores.
  5. Insolvencia. El último y más grave de los problemas ya que suele ser el anterior al cierre. La falta de liquidez impide pagar no solo a los trabajadores y al Estado. También dejamos de pagar a nuestros proveedores. Esto en algún momento nos lleva a aparecer en las listas de registros de impagados lo que va a provocar que dejemos de poder contratar otros proveedores y provocar la desconfianza de clientes.

 

La importancia de la estructura financiera para evitar la falta de liquidez

La falta de liquidez es un problema muy serio al que muchas pymes se enfrentan en algún momento de su recorrido. Es importante que las empresas se anticipen a este hecho y cuenten siempre con una buena estructura financiera que incluya diversas fuentes de financiación a las que poder acudir en caso de tener una necesidad urgente de liquidez.

En este sentido, cuanto más ágil y rápida sea la fuente de financiación mejor, ya que los pagos no pueden esperar. En este sentido, la compañía puede recurrir a plataformas de financiación alternativa, que cuentan con procesos de solicitud y aprobación de crédito más ágiles que las entidades financieras tradicionales.

Plataformas como LoanBook, que está especializada en financiación de circulante para pymes, cuenta con un equipo comercial y de riesgo con años de experiencia en el sector financiero. Especializada en financiación a través de préstamos y descuento de pagarés, que pueden servir para dotar de liquidez a la empresa de forma rápida.

Asimismo, estas plataformas resultan más baratas y transparentes, ya que no condicionan la aprobación de operaciones a la contratación de productos añadidos, lo que se conoce como venta cruzada. La empresa únicamente ha de pagar la comisión de gestión y el tipo de interés, que es lo que perciben los inversores del préstamo.

 

Post relacionados:

 

CTA EBOOK FALTA DE LIQUIDEZ