Puede que no tengas miles de euros para gastar en marketing para tu empresa, pero eso no quiere decir que no hay maneras eficaces de conseguir promocionar un negocio con un presupuesto ajustado. Una de las mejores formas es haciendo uso de Internet, que, además, es donde seguramente se encuentre nuestro público objetivo, según el negocio que tengamos.

Antes de la aparición de Internet, las pequeñas empresas sólo tenían unas cuantas maneras de promocionar su empresa o sus productos con poco presupuesto. Muchas imprimían sus propios flyers o patrocinaban pequeños eventos locales. Ahora mismo hay todo tipo de posibilidades para promocionarse en la web y además muy buenas herramientas de analítica. Sólo tienes que saber dónde buscar.

Aquí tienes siete maneras de promocionar un negocio online y con poco o nada de presupuesto.


1. Utiliza los dos servicios de listados locales más grandes

Registrando tu negocio en Google My Business conseguirás que te encuentren más fácilmente en las búsquedas de Google y que tu negocio aparezca en Google Maps y en Google+. Registrarte es muy sencillo y rápido y te permitirá mostrar a tus clientes la información correcta en el momento oportuno, ya sean indicaciones para llegar en coche a través de Google Maps, el horario de tu empresa en la Búsqueda de Google o un número de teléfono en el que pueden hacer clic para llamarte desde un teléfono móvil. Bing places for business de Microsoft tiene un servicio similar en el que también es fácil inscribirse.

 

2. Haz uso de las redes sociales

Las redes sociales no son sólo una herramienta para ganar relevancia. Ahora es ya una inversión de tiempo necesaria que deben hacer todas las empresas para promocionar un negocio y estar en contacto con sus clientes. Muchos clientes potenciales se encuentran en las redes sociales por lo que tu negocio debe tener presencia allí. De esta manera, vas a maximizar el número de oportunidades para compartir información y conectar con tu público. Hay muchos servicios de redes sociales disponibles en los que puedes inscribir a tu empresa. Cada una con sus propias características y posibilidades. Las redes sociales más conocidas son Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Youtube, LinkedIn y Google+. Si sólo quieres utilizar 3 podrías utilizar la publicidad y las ofertas que te permite una página de Facebook, tener un canal directo de comunicación con tus clientes con Twitter y hacer networking en LinkedIn, por ejemplo.

 

3. Inicia un blog

Un blog no sólo ayuda a tu empresa a crearse un nombre a través de sus seguidores, sino que también es una manera de conectar con tus clientes de una forma más directa. Pero recuerda que una de las claves principales de los blogs es mantenerlo actualizado con tanta frecuencia como sea posible. Un blog en estado latente o abandonado no sirve para nada.

 

4. Sube tus archivos multimedia a YouTube

YouTube proporciona un forma gratuita de promocionar un negocio distribuyendo los videos promocionales de tu empresa. Lo que ocurre es que para tener éxito tendrás que subir el contenido que la gente quiere ver además de ser relevante para tu negocio. Un simple vídeo-anuncio no va a funcionar. Tendrás que ser más original.

 

5. Haz SEO en la web de tu empresa

La optimización de motores de búsqueda (Search Engine Optimization o SEO) no debe ser subestimada en un mundo donde Google es el rey y todo el mundo lo utiliza para localizar contenido relevante. Busca información online acerca de cómo hacer SEO y asegúrate de que tu sitio está preparado para rendir bien en los motores de búsqueda.

 

6. Notas de prensa

Cada vez que se hace algo de interés en tu negocio, no dudes en lanzar un comunicado de prensa. Son una herramienta poderosa de comunicación que puedes utilizar para ayudar a generar publicidad. Que tenga distribución gratuita es además una ventaja. Hay docenas de sitios web por ahí que puedes utilizar para tus comunicados de prensa. No tienes más que escribir “notas de prensa” en Google para encontrar unos cuantos.

 

7. Únete a una comunidad online relevante y contribuye

Cada nicho tiene comunidades online en las que puedes participar. Pero sólo suscribirte a un foro y publicar de vez en cuando sobre tu negocio no es beneficioso, y hasta es probable que acabes molestando a sus miembros. Contribuye de forma activa y construye una relación con la comunidad. Luego, de forma pasiva puedes promocionar un negocio poniendo un enlace en tu firma o haciendo alguna mención, pero sólo cuando el contexto es apropiado.

 

Conclusión

Promocionar un negocio online es una necesidad para casi cualquier negocio en estos días. Si tu empresa es joven o tu presupuesto de publicidad es bajo, decidir entre las diferentes opciones disponibles puede ser desalentador, especialmente cuando también estás concentrando en el resto de necesidades del día a día de tu empresa. Sin embargo, los servicios gratuitos de directorios, las redes sociales, los blogs, y otros servicios como los que hemos visto, son fáciles de utilizar, en su mayoría gratuitos, y puede ayudarte mucho a promocionar tu empresa.

 

Post relacionados:

CTA EBOOK BUENAS PRACTICAS