Las tendencias de los próximos años en materia laboral, tal y como refleja un estudio de la Universidad de Comillas, nos hablan de la captación del talento como un elemento determinante para la empresa. Otros factores, como el desarrollo profesional, la formación, el compromiso con la organización, la productividad o la desvinculación, también forman parte del elenco de objetivos que tiene una pyme para reforzar sus recursos humanos.

Uno de los aspectos más interesantes del informe, en cuanto a la labor de captación, es la influencia de las redes sociales a la hora de evaluar a los posibles aspirantes. Es lo que se denomina reclutamiento 2.0 y, en este proceso, LindkedIn, Twitter o Facebook se convierten en aliados para los departamentos de Recursos Humanos, para captar el talento profesional y obtener pistas del perfil personal de los candidatos.

De lo que no hay duda, es que las empresas necesitan reinventarse para ser más competitivas. La captación del talento laboral es una meta primordial. El talento es un recurso muy valioso, pero también muy limitado, y existe una “carrera” contra reloj generalizada para llevarse a los mejores profesionales.

Un buen punto de partida es crear una propuesta de valor motivadora y un plan de futuro basado en el desarrollo profesional,  planificando las distintas etapas de la vida laboral. Por ejemplo, se le puede explicar al trabajador, recién incorporado, cuál  puede ser su recorrido esperable en los siguientes años, y también lo que se espera de él.


Reglas para la captación y retención del talento

¿Cómo debe ser la captación? Lo principal es saber lo que necesitas y una asesoría de Recursos Humanos puede ser útil para ayudarte a definir los perfiles que más te convengan. En todo caso, los especialistas en tecnología son una excelente opción. Al mismo tiempo, las personas con capacidades para la innovación y la creatividad te puedan aportar nuevas ideas y formas de hacer las cosas, por lo que serían también muy positivas.

Estas son algunas propuestas para captar el talento y para retenerlo.

 

Para la captación, tres reglas:  

  • Atención al mercado: Hay que comprender los cambios y las transformaciones del mercado para saber por qué llegan los trabajadores y por qué cambian. Tu pyme debe seguir las tendencias y adaptarse a ellas. Establece convenios con universidades y centros de formación profesional y sigue el trabajo de grupos y asociaciones afines a tu actividad. Asimismo, hay que estar activo en las redes sociales, porque la mayoría mercado y del talento se encuentra ahí.
  • La cultura: Toda empresa, con el tiempo, va creando una cultura propia. Esa filosofía corporativa tiene un papel fundamental en la captación. Son factores relevantes: el trato que tienes con los empleados, la lealtad de tus clientes, la relación con los proveedores o tu imagen pública. Esto define el valor total de la organización y el interés de los buenos profesionales.
  • Cultiva la ética: Las consecuencias de un comportamiento inadecuado puede ser fatal para una organización. Cuando desaparece la confianza todo empeora.

 

Para fomentar y retener el talento, cuatro reglas:

  • Promueve el liderazgo. Potencia los mejores líderes para tu compañía, a través de una formación específica. Líderes con una visión global, que comprendan por qué se producen los cambios, y que sean capaces de preverlos y anticiparse a ellos. Son un gran pilar para construir equipos de trabajo colaborativos y efectivos, para organizar los procesos de mejora, para gestionar la innovación y para la transformación que tu empresa necesita.
  • Nuevo modelo de gestión de personas. Las nuevas generaciones no encajan bien en los esquemas de relaciones laborales del pasado. Debes hacerles ver su papel más como colaboradores o socios que como subordinados. Una definición individualizada de los objetivos personales y el apoyo para llevarlos a cabo mejorará mucho la integración y el compromiso.  
  • Diseña retos y desafíos. Los buenos profesionales se irán si se sienten estancados. Planifica con ellos las transformaciones que tu empresa necesita para lograr un valor diferenciador. Los proyectos de expansión internacional son motivadores y también los que comportan retos basado en la innovación.
  • Favorece el mejor ambiente laboral. Por un lado, con unas instalaciones cómodas y agradables para el trabajo y unas relaciones laborales sanas. Por el otro, introduce horarios flexibles y fórmulas de teletrabajo para conciliar la vida personal.   

En definitiva, del mismo modo que buscas la fidelidad de los clientes, ofreciéndoles la máxima atención, también se tiene que extrapolar de la misma manera a tus empleados. Es necesario que tu empresa sea más flexible y orientada a potenciar las capacidades y habilidades, ya que al final repercute positivamente en el beneficio de todos.

 

Post relacionados:

CTA EBOOK CLAVES CONTRATACION LABORAL