Las redes sociales se han convertido en una de las principales vías de comunicación, siendo el canal natural para relacionarse con los demás, tanto a nivel de ocio como de trabajo de la generación millennial (jóvenes de hasta 35 años) y la generación Z (más jóvenes aún, pero que poco se están introduciendo en el mundo laboral). En el plano profesional, una de las redes más importantes es LinkedIN empresas.

¿Qué es una red social profesional?

Además de las redes sociales genéricas, utilizadas básicamente para contactar con amigos o familiares, nos encontramos con las redes sociales profesionales, siendo LinkedIN la más importante y conocida de todas las que se encuentran activas en la red.

LinkedIN sirve básicamente para establecer contactos profesionales, es decir, es una herramienta de networking y, en consecuencia, una buena forma de conseguir objetivos en el ámbito laboral.

Lo que ocurre es que las especiales características de LinkedIN -más de 150 millones de usuarios en todo el mundo, un ritmo de crecimiento de dos miembros por segundo y su cotización en Bolsa- la convierten, con gran diferencia, en el mayor social media profesional del mundo. Todo esto provoca que, hoy en día, para cualquier profesional o empresa sea prácticamente imprescindible estar en LinkedIn.


¿Qué puede aportar LinkedIN a las empresas?

  • Es un estupendo canal de atracción de nuevos clientes tanto finales como otras empresas.
  • Esta red social posibilita relacionarse con otros profesionales o marcas relevantes e influyentes para nuestro sector de actividad.
  • Es muy fácil encontrar opiniones y artículos de expertos altamente cualificados.
  • Facilita la creación de alianzas y vías de colaboración, y ayuda entre pymes y autónomos.
  • Permite reclutar el mejor talento, incluso entre personas que no se encuentran en búsqueda activa de empleo, pero que tienen su currículum publicado en este red social por si sale la oportunidad de mejorar.
  • Para las empresas es una gran oportunidad de crear employer branded. Esto significa crear una imagen de empresa excelente para trabajar y desarrollar una carrera profesional, lo que facilita la atracción de los profesionales más cualificados y motivados.

 

Cómo crear un cuenta corporativa en LinkedIN

Crear una cuenta o perfil corporativo en la mejor red social profesional del mundo no es nada difícil. Aunque eso sí, es necesario contar con los siguientes requisitos previos relativos a la persona que vaya a crear la cuenta corporativa:

  • Dicho profesional tiene que ser empleado o empleada de la empresa. El puesto que ejerce dentro de la misma debe aparecer en la experiencia de su perfil individual.
  • Contar con varios contactos en la red.
  • Tiene que configurar como dirección de email principal una dirección de correo relacionada con el nombre de dominio de la empresa.
  • La solidez del perfil de esta persona debe aparecer como Intermedio o Experto  (se indica en la columna de la derecha).

Un vez cumplidos los requisitos, ya puedes crear el perfil corporativo en sólo 4 pasos:

  1. Una vez iniciada tu sesión individual en LinkedIn, debes dirigirte al apartado “Empresas” – “Añadir una “Empresa”.
  2. Un vez allí, escribe el nombre oficial de la empresa y tu dirección de correo electrónico del trabajo. También tienes que verificar que eres el representante de la misma.
  3. A continuación, tienes que hacer click en “Continuar” e introducir los datos básicos de tu empresa: web, sector, tamaño de la empresa, tipo y año de fundación.
  4. Finalmente, debes confirmar la dirección de correo y …¡ya estás listo para empezar!

 

No olvides estos detalles…

  • La descripción de la empresa es fundamental. Sin dejar de lado la concisión, tienes que tratar de atraer y seducir a los usuarios de LinkedIn con un texto impactante y llamativo.
  • Sube unas buenas fotos de tu empresa, así como el logo y cámbialas cada cierto tiempo.
  • Escoge las palabras clave más adecuadas para facilitar la búsqueda en la red.
  • Describe muy bien los productos y servicios de tu empresa y acutalízalos a menudo.
  • Inserta un botón de “Seguir a la empresa” en LinkedIn en cada artículo que postees en la misma red o en tu web o blog.

 

Cómo sacarle el máximo partido a LinkedIN: optimizando tu perfil

El principal inconveniente de LinkedIN es su enorme competencia, puesto que casi todo el mundo, particulares y empresas, tienen un perfil abierto en esta red.

Nadie dijo que fuera fácil, pero aquí tienes unos consejos para las pymes que quieren destacar en LinkedIN o, al menos, acercarse a sus objetivos que se han propuesto conseguir mediante su perfil corporativo.

  • En esta red funcionan muy bien los grupos. Así que nuestro primer consejo es crear un grupo dinámico, divertido y con contenido relevante con el que compartir nuestras noticias, contenidos y propuestas. Si no tenemos muy claro que vamos a dedicar un tiempo en dinamizar el grupo y enriquecerlo frecuentemente con contenido de valor, es mejor no crearlo.
  • Subir frecuentemente posts con valor añadido a LinkedIn y enlazarlos con nuestro blog y cuenta de Twitter para integrar toda la información y ganar visibilidad.
  • Crear un perfil vistoso, con buenas fotos e información actualizada que dé una imagen positiva de nuestra empresa. Así conseguiremos crear una buena marca de empleo y conseguir clientes.
  • Cuidar también la calidad del perfil de nuestros empleados, ya que gran parte de las visitas las conseguiremos a través de estos.

Otra cuestión importante es la honestidad. Es decir, el perfil debe tratar de crear una imagen real de tu empresa. Si lanzamos expectativas que luego no vamos a poder cumplir, por ejemplo ofertar unos servicios que no tenemos, nuestra falta de objetividad se volverá en nuestra costra contra, ya que nos puede costar una mala reputación online y offline.

CTA EBOOK FALTA DE LIQUIDEZ