La economía colaborativa crece en el mundo de los negocios.

 

El outsourcing o externalización es el proceso mediante el cual una empresa contrata la realización de determinadas tareas a una empresa externa.  Muchos negocios  están optando por externalizar servicios y procesos, habituales o excepcionales, encargándoselos a otras compañías más especializadas en dichos trabajos.  Las colaboraciones entre empresas abarcan cada vez ámbitos más variados.

¿Por qué utilizar el modelo outsourcing

Los servicios que habitualmente se contratan suelen ser operaciones auxiliares de la empresa. De ese modo, se pueden enfocar los medios internos al objetivo principal de la sociedad.

 

Las claves para utilizar servicios de outsourcing se basan en conseguir dos objetivos:

  • Poder disponer de medios técnicos, programas informáticos o equipos de producción para desarrollar adecuadamente determinados trabajos. Para la empresa resultaría muy costoso adquirir estos equipos, más si son para momentos puntuales. Y, además, las empresas dedicadas a esas tareas sí disponen de los mejores recursos.
  • Tener acceso a personal cualificado para ofrecer los mejores resultados, bien a través de otras empresas o de profesionales autónomos.

Por tanto, se pueden externalizar labores para disponer tanto de medios técnicos como de personal externo. Ambas acciones o sólo una de ellas, poniendo la otra la empresa que contrata el servicio de outsourcing.

Desde el punto de vista de la liquidez, las soluciones a través del outsourcing son útiles desde los dos enfoques básicos de la tesorería.

  • Aumentar los ingresos: Externalizando acciones dirigidas a la mejora de las ventas o los cobros.
  • Reducir los costes: Al subcontratar trabajos que nos suponen mucho tiempo o un gasto elevado  por no tener los medios adecuados ni el personal apropiado.

¿Sobre qué tareas podemos realizar outsourcing?

1  Tareas de administración y servicios de profesionales independientes:

El outsourcing para tareas administrativas es de los servicios más comunes, sobre todo las gestiones de contabilidad, laboral  e impuestos. Ahora se han sumado empresas que ofrecen servicio de oficina online (o secretaría online) para atender llamadas, gestionar agendas, correo electrónico, etc.

En cuanto a los servicios profesionales, podemos cubrir  varias necesidades: asesoría de todo tipo, abogados, auditores, selección de personal, etc.

Además, con el outsourcing, nos podemos ahorrar el coste de comprar software o productos especializados, así como de personal.

2  Servicios de marketing.

Pueden variar desde pequeños servicios de buzoneo o folletos en la calle hasta contratar agencias de publicidad para campañas de marketing tanto offline como online. Una opción interesante es contratar comerciales autónomos para captar clientes.

En este caso, el beneficio vendría a través del hecho de que una buena campaña de marketing o un buen comercial pueden mejorar mucho nuestras ventas.

3  Gestión de cobro de facturas.

Con esta opción podemos recuperar liquidez vía ingresos. Hay empresas que se pueden encargar de reclamar y gestionar el cobro de las facturas que tenemos pendientes o en estado de dudoso cobro. Así también podemos recuperar el IVA que quizá ya hayamos adelantado a Hacienda.

Hay compañías que nos pueden proporcionar una evaluación del  riesgo de un cliente para valorar futuras ventas.

4  Gestión de compras.

Nos puede ayudar para disminuir gastos. Puede proporcionar una mayor eficiencia en la negociación y búsqueda de proveedores (incluso internacionales), lo que implica una mejora en los precios de compra, los plazos de entrega y en la calidad del producto.

5  Servicios de Transporte.

Empresas o profesionales autónomos para gestionar nuestros envíos con una solución para cada sector (correspondencia, paquetería, comida a domicilio, etc.).

En general, para cada sector puede haber unas necesidades concretas que se pueden cubrir a través del outsourcing. Este es un proceso que puede beneficiar mucho a ambos negocios, tanto a la empresa que lo contrata como a la que lo lleva a cabo. Pero es necesaria una estrategia adecuada y una buena conexión para establecer los objetivos y valorar los resultados, tanto operativos como financieros.

Aprovecha las ventajas de la externalización.

 

Post relacionados:

CTA EBOOK FALTA DE LIQUIDEZ