El cierre anual del ejercicio es siempre un momento delicado en la gestión de una empresa. La preparación de impuestos y resúmenes anuales coincide con el cierre contable. Es el momento del “examen” de los resultados, de valorar los datos y ver cómo han ido las cosas a lo largo del año. La evaluación llega en un primer momento con la cuenta de resultados. Es la cuenta más rápida y sencilla, se prepara en el momento del cierre de la contabilidad, y proporciona una información bastante útil para el análisis de la actividad de la empresa. Permite cuantificar el beneficio o pérdida del ejercicio y también aporta información sobre cómo se ha generado ese resultado, analizando el peso de cada partida de gasto en relación al volumen de ventas.

Básicamente, la cuenta de resultados es una manera diferente de representar la cuenta de pérdidas y ganancias. Se recrea en forma de cuadro escalonado como en este ejemplo. Se puede presentar de distintas maneras en función del desglose que te interese. Siempre se parte del importe de las ventas para ir después descontando las distintas partidas que han originado gasto. De esta forma se pueden analizar los resultados intermedios cada vez que se incorpora una partida nueva.

¿Qué se puede deducir de la cuenta de resultados?  

En primer lugar, muestra el resultado económico del ejercicio,  beneficio o pérdida.

  • Si el resultado es negativo (pérdida) no hay porque alarmarse. Es normal en los primeros años de actividad. Además, tu empresa es algo más que una suma de ingresos y gastos. Es probable que tengas fortalezas y activos con un gran potencial de ingresos y que aún no han explotado.
  • Si el resultado es positivo es una buena señal. Pero ten en cuenta que puede deberse a alguna operación puntual. Por otro lado, el beneficio también expresa un dinero que has dejado de utilizar para invertir y mejorar tu empresa. Recuerda que el beneficio representa la base imponible para el pago de impuestos, y siempre será mejor reinvertirlo en la empresa que destinarlo (aunque sea en parte) a pagar impuestos.

En segundo lugar,  proporciona una buena forma de análisis según el efecto que causa cada partida que se va incorporando.  Una forma habitual de presentar la cuenta de resultados  es a través de un esquema que muestre los resultados siguientes.

  • Resultado de explotación: se obtiene a partir de los ingresos obtenidos por las ventas del producto o servicio menos los gastos corrientes y habituales de la empresa. Se puede desglosar en distintos apartados.
  • Resultado financiero: aquí incorporamos la diferencia entre ingresos y gastos financieros, resultado de los intereses generados a través de operaciones de inversión y financiación.
  • Resultado ingresos/gastos excepcionales: el Plan General Contable (PGC) reserva una partida para los ingresos y gastos extraordinarios, aquellos que no tienen nada que ver con la actividad principal de la empresa y no se espera que se produzcan en más ocasiones. El valor (+/-) se incorpora en este punto.

Una vez descontadas las partidas anteriores obtenemos el resultado contable del ejercicio, el valor de la cuenta de pérdidas y ganancias.

  • Impuestos y dividendos: Este resultado se conoce también como el Beneficio Antes de Impuestos (BAI), sobre él se aplica el tipo impositivo que permite calcular la cuantía que debemos ingresar en Hacienda. Algunas empresas con beneficios destinan cantidades para el pago de dividendos a los socios o accionistas. Si deducimos impuestos y dividendos tenemos el beneficio neto. El último eslabón de la cuenta de resultados.

A través del análisis de estos datos, puedes ver qué partidas están afectando más al resultado final y qué decisiones se pueden tomar para equilibrar o reestructurar algunos de estos gastos.

Una forma muy habitual de análisis es comparar esta cuenta durante varios años consecutivos. Así se aprecia cómo van evolucionando los distintos gastos de la empresa y puedes comprobar si las decisiones que se han tomado están respondiendo a los objetivos o si, por el contrario, hay que replantearse nuevas medidas.

 

Post relacionados:

CTA PLAN GESTION FINANCIERA A CP